30 de marzo de 2009

Lección 29

CÓMO SOBREVIVIR A LA ASTENIA PRIMAVERAL


OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Sobrevivir a las siete horas de trabajo cuando comienza este calorcito de la primavera (que la sangre altera) y tomas conciencia de que aún quedan tres meses para que ten la opción de pillarte las vacaciones de verano.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Astenia (Del griego ἀσθένεια: guaguoquimmm... esto no hay quien lo lea). 1.Falta o decaimiento de fuerzas caracterizado por apatía, fatiga física o ausencia de iniciativa. 2.Cosita chunga que te entra a las once de la mañana al salir del bar de tomar un café y te da el calorcillo en la cara y se te quitan las ganas de volver al negociado a trabajar.

Primavera (Del latín prima vera: cómo se ponen las primas con el calorcito). 1. Estación templadita del año, que astronómicamente principia en el equinoccio del mismo nombre y termina en el solsticio de verano. 2.Época del año en que las mujeres comienzan a sacar menos ropa a la calle con el consiguiente jolgorio general. 3.Etapa del año que anuncia ya el verano.

Suele ocurrir que después del invierno llega la primavera. Sigue haciendo frío y sigue lloviendo y aún queda un siglo para agosto, pero las temperaturas suben, los naranjos florecen y las terracitas se llenan, pero seguimos teniendo que trabajar las mismas horas.

Pero, ¿por y para qué? ¿Se supone que los usuarios seguirán acudiendo a nuestras oficinas aunque el día les pida que se queden en una terracita disfrutando del sol? ¿Se supone que van a dejar de ir a la playita (aquí en el sur abril ya es época de playa) para hacer unas... gestiones? Alguien debería explicarlo.

La astenia primaveral invade nuestro funcionariales cuerpos, nos resta ganas de trabajar. La compañera pre-menopáusica insiste en que "ya es época de poner el aire acondicionado" y se nos hiela la sangre. El jefe de negociado empieza a denegar días de asuntos propios alegando que el año es muy largo y que luego nos vamos a quejar en navidades porque no nos quedan. Por la ventana, vemos las terrazas llenas a cualquier hora de la mañana. Nos llega el olor del azahar. La chica del archivo comienza a traer esas camisetitas...

¡¡¿¿Alguien quiere explicarme por qué no hay vacaciones hasta el verano??!!

¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿gtxrrmrprrrg?????!!!!!

Lo siento, queridos alumnos. Hoy no tengo respuestas a cómo sobrevivir a esto. Ay, la primavera.

NOTA IMPORTANTE: la semana que viene es Semana Santa. Gracias a Dios (y a Pilatos). Todos la disfrutaréis, seguro: funcionarios católicos, funcionarios ortodoxos, funcionarios ateos, funcionarios musulmanes, funcionarios protestantes, funcionarios budistas, funcionarios apóstatas, funcionarios antirreligiosos, funcionarios hermafroditas e incluso funcionarios sin días de asuntos propios. Yo me he pillado unos días y no se me verá el pelo por el despacho en toda la semana. Así pues, no hay lecciones hasta el lunes 13. Que ustedes lo disfruten (y que sea con torrijas y hornazos).

1 comentario:

Funcionario's blog dijo...

A mí no me afecta tanto la astenia como los cambios horarios.

Hoy he llegado una hora tarde porque me he quedado dormido (menos mal que tenemos horario flexible).

Felices vacaciones, Edu.

Bookmark and Share

Virtual Stripper