26 de enero de 2009

Lección 20

CÓMO SOBREVIVIR A LAS MATEMÁTICAS APLICADAS


OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Entender por qué el estado de California ha ido a la bancarrota y ha declarado suspensión de pagos y la administración española no.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Matemáticas aplicadas. (Del latín Mathematica: me duele la cabeza, y de applicare: arrimar) 1.Estudio de la cantidad considerada en relación con ciertos fenómenos físicos. 2.Dícese de cuando por fin de mayores usamos las matemáticas para calcular algo del mundo real. 3. Dícese de las jodidas matemáticas cuando los números juegan en contra.

Suele ocurrir que, al leer los periódicos en esos ratitos que la jornada laboral nos permite, encontramos noticias que nos ponen los pelos de punta (a los que tenemos pelos) e incluso, en ocasiones, tientan a nuestro sentido común y desafían nuestra habilidad para las matemáticas. La lección que hoy os proponemos es un caso práctico; en concreto, un problema matemático:

Planteamiento:
-El P.I.B. del Estado de California es de 1.800 trillones de dólares (un 30% mayor que el de España). Si fuera un país independiente California sería la octava potencia económica mundial.
-Si sumamos el gasto público de todas las Comunidades Autónomas españolas nos da exactamente el doble del gasto público de California.
-La renta per cápita (lo que vendría a ser si repartiéramos entre todos lo que gana el país) del Estado de California es el doble de la de España.
-California tiene menos funcionarios públicos que, por ejemplo, Cataluña.
-Estados Unidos tiene 200 millones de habitantes, pero menos coches oficiales que España.
-El déficit público de los USA es "sólo" de 42.000 millones; el de España, de 65.000.
-No sé qué tiene que ver, pero voy a añadir que los americanos no subvencionan a los siempre útiles sindicatos.
-Último dato: el gobierno del Estado de California ha declarado suspensión de pagos. No tiene dinero para pagar a los funcionarios y está pagando a los proveedores con pagarés sin fecha.

Problema:
Con estos datos en la mano (o en el bolsillo de alguno) ¿se planteará alguna mente preclara de nuestras altas esferas de nuestra Administración suspender pagos? ¿Incluirá esto las ayudas protésicas, dentales y odontológicas? ¿Congelará el gobierno español los sueldos de los altos cargos como ha hecho Obama? (Esto último es broma, claro, que no se preocupen los 644 asesores de ZP) Y, en el mejor de los casos, ¿comprenderá el amable vampiro de mi banco que algún mes no haya dinero en mi cuenta para pagar la hipoteca?


19 de enero de 2009

Lección 19

CÓMO SOBREVIVIR AL "LO QUIERO PARA AYER"


OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Terminar una tarea sin que el aliento del jefe nos queme detrás de la oreja.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Prisa. (Del latín Pressus: apretado) 1.Celeridad con que viven los que viven deprisa. 2.Mito acerca del trabajo que inhibe la normal y perfecta realización de las tareas. 3.Lo que siempre aparece en las frases del jefe cuando el jefe aparece por la oficina.

Suele ocurrir que, bien por aquello que explicábamos en la Lección 8 de que los jefes siempre tienen jefes por encima de sus cabezas o por la misma idiosincrasia de la Administración en España, los jefes siempre tienen prisa.

Pero, ¿por y para qué? Nadie lo sabe. Tan pronto se olvidan de ti como quieren que les termines un informe o una gráfica para ayer. Esta frase tan imposible (lo hecho, hecho está y no podemos volver al ayer) encierra en sí misma la desesperación del sujeto abocado a los plazos, la paradójica soledad del jefe en su cargo intermedio, reflejo de que la erótica del poder encierra en sí misma más de masturbación intelectual que de sexo multitudinario, aunque siempre esté jodiendo al grupo.

De acuerdo, hay que ser sensatos y admitir que nuestro trabajo es nuestro y no lo va a hacer nadie ni aunque nos vayamos de vacaciones merecida y legalmente, pero lo no hecho, no hecho está, de modo que ¿por qué pelearnos? Los jefes deberían ensayar frases más asertivas del tipo “Si no está hecho, ¿podría estarlo a mediodía?” o “Lo necesito para la reunión de las 9. Ya sé que debería haberlo pedido ayer, pero ¿sería posible...?”, aunque estas frases van contra la personalidad Tipo del jefe. ¿Cómo solucionarlo entonces? Sí, ésta también es una cuestión de supervivencia.

Opción 1: Miente. Puedes decir, no sin riesgo, que ya lo tienes hecho. Esto por teléfono funciona e, incluso en el caso de un “Bien, tráemelo a mi despacho” te da tiempo suficiente para ponerte al día y cumplir.

Opción 2: Una excusa. Una excusa no es una mentira. “El ordenador se me ha quedado colgado” o “No sé qué le pasa a la impresora: no va” son excusas que justifican la mentira anterior, pero (repito) no son mentiras.

Opción 3: Sé humilde. Admite ante tu jefe que no has sido capaz de terminar el trabajo porque te supera (esto sí que es una mentira porque los jefes jamás te mandarían una tarea difícil: escaparía a su comprensión). De esta manera, te libras de la bronca pero te obligas a terminarla con dos riesgos: a) que te cambien de puesto; b) que se lo encarguen al listillo del departamento o, lo que sería aún peor, al torpe.

Opción 4: Cuelga el teléfono. Ignora la llamada, haz como que no te has enterado, finge estar en otro lado, pero termina corriendo lo que tenías que haber hecho ayer con tranquilidad, dale caña, F5, copia, pega, guarda, imprime, pero jamás admitas que no lo habías terminado cuando te lo pidió.

12 de enero de 2009

Lección 18

CÓMO SOBREVIVIR HASTA LA PRÓXIMA PAGA EXTRA


OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Conseguir (a pesar de haber cobrado la paga extra de navidad hace dos semanas) llegar a la de junio sin números rojos en el banco. ¿Misión imposible? Veremos.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Extra. (Del latín Extra: fuera de) 1.Para que recibimos fuera del cómputo habitual de los meses. 2.Lo que sale de nuestra cartera en enero.

Suele ocurrir que, bien por la mal llamada desaceleración-económica-no-determinante-ni-preocupante o por el gusto de nuestros hijos por las consolas japonesas, el sueldo no nos llegue a fin de mes con numeritos positivos en la cuenta corriente. Para eso, el Dios Protector de los Funcionarios creó en su día las pagas extras. Pero sólo creó dos.

Pero, ¿por y para qué? Nadie lo sabe. Es una tradición que viene de cuando los funcionarios escribían con pluma y tintero y decían “Buenos días” y “Vuelva usted mañana” (ahora ya no decimos “usted”). ¿Cómo sobrevivir entonces hasta la próxima paga cuando está al caer el cumpleaños del niño, cuando el coche pide a gritos un relevo, cuando la electricidad y la gasolina no hacen más que subir? Estudiémoslo.

De acuerdo, hay que ser solidarios y los funcionarios parecemos buena gente. Al menos, esto es lo que piensan los gobiernos. Cuando hay que capear una crisis, lo primero que se les ocurre es congelar los sueldos a los funcionarios. Lo hizo Felipe González y Aznar lo imitó, pero si esto es solidaridad ¡yo no quiero ser solidario! ¡La crisis la tenemos los asalariados, no el gobierno! Ojalá yo pudiera subir los impuestos cuando me faltara pocket money...

Al grano: hay dos formas de llegar a final de mes. La primera, ganar más, pero lo de las horas extras casi ha desaparecido de la Administración y el pluriempleo es un mito para los (antiguamente llamados) oficinistas, de modo que sólo nos queda la segunda opción. La segunda es ahorrar. Pero ¿cómo?

Los niños. Los niños son una incombustible fuente de gastos. Son el Duracell de los recibos. Consolas, material escolar, chuches, cumpleaños, ropa y más ropa (especialmente las niñas y siempre de marca, aunque en esto los niños y las marcas deportivas son una epidemia bancaria). No es bueno decirles que no llegamos a fin de mes. Esto socavaría su confianza en los padres y atacaría su autoestima. Es mejor reñirles por otra cosa, desviar la atención y darles la puntilla con un “Estás castigado: este fin de semana no sales” (para ahorrarte los 10 euros que le das para ir al cine) o bien: “Como me traigas otro suficiente no te compras ropa hasta las rebajas” (esto, en el caso de las hijas, suele rebajar la factura de la visa unos buenos cientos de euros).

Cónyuges. Un buen regalo de aniversario es un regalo inolvidable, pero el verdadero amor se demuestra con los gestos diarios (guiños, caricias, piropos) y son más baratos.

Lujos. Los lujos están sobrevalorados. Comprar marcas caras ya no está tan bien visto ni es señal de distinción. Hoy día, si ves a una mujer con un bolso de Tous o unas gafas de sol de Dolce, en seguida piensas que es una copia del mercadillo y no un original. ¿Quién lleva un cocodrilo de Lacoste? El contratista que vino a repararte el baño, el conserje del colegio los domingos, el del puesto del mercadillo... ¡Todo el mundo! ¿Cambiar el coche por un Audi o un Mercedes? Cuando ves un Audi o un Mercedes por la calle ¿qué ves? Ves siempre a un niñato con la música a toda pastilla, las ventanillas abiertas, el pelo rapado, pendientes, vacilando. ¿Quieres parecer uno de ellos? Un Renault es de lo más fiable y duradero.

Los gastos de la casa. Bueno, aquí tenemos más problemas. La luz no para de subir, el gas también, el petróleo baja pero la gasolina no baja, el petróleo sube y sube la gasolina, las velas son románticas pero son más caras que pagar la factura de la luz...

La cervecita con los amigos. Pero ¡por Dios! ¿Cómo se le puede ocurrir a alguien que íbamos a tacañear con esto? ¡La cervecita con los amigos es sagrada! ¡Y punto pelota!

Bookmark and Share

Virtual Stripper