16 de marzo de 2009

Lección 27

CÓMO SOBREVIVIR AL TÉCNICO DE MEDIO AMBIENTE

OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Conseguir que los tejemanejes del técnico mediambiental de tu Organismo no te amargue las tareas.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Medio ambiente (Del latín ambiens, ambientis: que te den viento). 1.Conjunto de circunstancias físicas, culturales y sociales que rodean a un determinado individuo. 2. Lo que si no fuera medio sería un ambientazo. 3.Lo que justifica la obsesiva presencia de un Técnico en nuestras oficinas.

Suele ocurrir que, ahora que la ecología es un deber institucional y no una moda a la que se apuntan unos pocos verdes, la mayoría de los organismos oficiales han tenido la obligación de contratar a un técnico medioambiental para asegurarse que las gestiones se hacen dentro del respeto a los arbolitos y las flores.

Pero, ¿para qué? Nadie lo sabe. De acuerdo que las flores son bonitas, pero los árboles crecen solos y los cortan otros, no los funcionarios. Dicho esto, que suena un poco radical, analicemos el comportamiento de ese raro especimen de nuestro medio ambiente institucional que es el Técnico de Medio Ambiente.

El Técnico de Medio Ambiente es un tipo raro. No se apunta al resto de las movidas como cervecitas, cafés de media mañana o salidas espirituales. ¿Por qué? Es evidente que no comulga con el resto de los empleados. ¿Por qué? En principio, podríamos decir que encuentra actitudes desagradables en los compañeros (usar papel, usar impresoras, usar iluminación artificial, usar móviles con batería de ion-litio...) pero también es cierto que los compañeros pueden llegar a acabar un poco hartos de la nueva inquisición que suponen las normas medioambientales.

En primer lugar, está esa "recomendación" de no usar papel. ¡Pero si nunca imprimo los emails, que son todos pogüerpoins! De acuerdo, no imprimiré nada. Vuelva usted mañana, a ver si no está el Técnico de Medio Ambiente. Un momento... Y él ¿por qué me llena las paredes de cartelería sobre ecología cuando yo tuve que quitar mis carteles del Sevilla CF porque no eran "corporativos"? Pero... pero... si sus carteles ¡también están hechos de papel!

En segundo lugar, te hace perder el tiempo con cursos interminables sobre la conciencia y la inconsciencia, sobre los 17 tipos de contenedores según el color (imposibles de memorizar) y sobre nuestra responsabilidad.

En tercer lugar, si nos queda tiempo, tenemos que llevar los tóners usados a un contenedor en la planta baja, las pilas al de la segunda planta y así hasta que se acabe la jornada laboral.

Y, por último, intentar hacer nuestro hábitat (qué propio esto, hablando de medio ambiente) habitable a pesar de tener que convivir con el contenedor de papel, el contenedor de envases, el de material informático usado y el de reciclado de aparataje eléctrico. Casi ná. Es entretenido, pero agotador.

¿El mecanismo de supervivencia para estos casos? Echemos mano del Manual de los casos perdidos: decir que sí a todo los que proponga el Técnico de Medio Ambiente, apuntarnos a todos los cursos que proponga el Técnico de Medio Ambiente, hablar mal del Técnico de Medio Ambiente en el café y olvidarnos del Técnico de Medio Ambiente cuando nos vayamos a casa.

1 comentario:

Oscuro dijo...

Jejejejeje, gran mecanismo de supervivencia el tuyo. Sonreír, asentir y olvidar, la triada que nunca falla.

Un saludo

Bookmark and Share

Virtual Stripper