2 de febrero de 2009

Lección 21

CÓMO SOBREVIVIR SIN INTERNET


OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Aprender a sobrevivir en el trabajo los días en que internet se chafa o la red no permite el acceso al correo electrónico.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Internet. (Del latín Inter: de Milán y del francés –net: lo que no viene a significar ná de ná) 1.Método de comunicación entre administraciones distantes que permite el trabajo en línea sin necesidad de pasar por el registro de salida. 2.Mecanismo para que florezca la amistad a través del hecho de compartir archivos, pogüerpoins y fotos/chistes subiditos de tono. 3.Mecanismo para que florezca la amistad con alguna que ni es tu mujer ni tiene ya la flor.

Suele ocurrir que pasamos por alto las maravillas que Dios o el progreso han puesto a nuestro alrededor sin que les prestemos la debida atención o nos paremos a considerar lo magníficas que son... hasta que nos faltan. Una de esas maravillas es internet, ese flujo continuo de datos que corre por nuestras venas y alimenta nuestros espíritus cachondos.

Pero, ¿por y para qué? Nadie lo sabe. En un principio, se pensó que internet servía para agilizar el trabajo y ahorrar tiempo y papel, hasta que un hombre preclaro y hoy desconocido envió el primer email cachondo. Desde entonces, no hay nada que solace más nuestro espíritu fijo que enviarle al tío de la mesa de al lado un email con fotos guarras que podría ver desde su mesa si girase la cabeza. Sí, el mundo es más feliz... siempre y cuando no se caiga la red y nos deje sin internet en todo el Ministerio. ¿Qué podemos hacer entonces?

Suele ocurrir que, aunque llames rápidamente a los informáticos (véase Lección 12: Cómo sobrevivir a Windows) éstos no te sirvan de ayuda porque: a) el que te coge el teléfono no fue a clase el día en que explicaban esto, b) no hay nadie en Informática, c) es un problema eléctrico y a ver cuándo viene el electricista, d) a tu jefe le da igual y te pide que aproveches para archivar todo el papel que se amontona en tu mesa, e) los informáticos también son funcionarios.

En estos casos, el suicidio está justificado, pero es más recomendable usar cualquiera de estos mecanismos de superviviencia para funcionarios:

  • Ir corriendo a la máquina del café y ver si hay tila.
  • Repetir en voz alta un mantra o dos.
  • Llamar otra vez a Informática.
  • Llamar un minuto después a ver si ya están haciendo algo.
  • Dar unos golpecitos al monitor a ver si viene el internet por arte de magia.
  • Volver a la máquina de café y pasar el rato con los colegas contando chistes que nos enviaron por email.
  • Llamar otra vez a Informática.
  • Morderte las uñas.
  • Relajar cuerpo y mente, repetir un mantra, concentrarnos en la paz de nuestro espíritu y, una vez concentrados, pensar en los emails que vamos a enviar cuando vuelva la red.
  • Llamar a Informática y decirles algunos tacos.
  • Rogarle a tu jefe que te deje ir a casa donde (sí, sí, ¡¡sí!!) tienes internet. Aunque, en casa, no es lo mismo.

4 comentarios:

Alijodos dijo...

me has hecho reir un monton...Es muy bueno el post...Gracias. Un saludo.

Funcionario's blog dijo...

Uffff, qué bien me ha venido esto, sobre todo con la que se me ha venido encima.

Ya ves que he conseguido acceder a vuestros blogs aún con internet capado (es un secreto el cómo, que luego se difunde...)

No tengo internet en casa, así que con la excusa de la conciliación de la vida familiar y laboral, aprovecho para descargar de todo y llevar el blog.

Suerte tenéis en el Ministerio que aún os dejan acceder a los blogs...

El funcionario dijo...

Tengo la solución para que internet regrese en esos momentos difíciles: llamada de tlf a los informáticos, "mira, yono es por mi ni quiero molestaros pero llevo un buen rato intentado enviar un correo electrónico a la alcaldía, donde el gran alcalde está esperando estos datos. Por mi tranquilos, pero ya se sabe..." y como siempre hay algún iluso pues eso.

MayaBLOG dijo...

jaja muy bueno...quizás me deberia de replantear si hacer las opos al final XD

Bookmark and Share

Virtual Stripper