27 de abril de 2009

Lección 32

CÓMO SOBREVIVIR A LA JEFA


OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Conseguir sobrevivir al trato humano y constante con tu jefe... cuando es una jefa.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Jefa (Del latín Je-je: Te hace reír por no hacerte llorar) 1.Superiora o cabeza de un cuerpo u oficio. 2.Mujer del jefe. 3.Para algunos brutos, su esposa. 4.La que sustituye a tu anterior jefe y no sabes cómo tratar.

Suele ocurrir (afortunadamente) que cada vez más puestos de dirección se ponen de igual manera en manos de hombres que de mujeres. Esto, que debería ser totalmente normal y habitual, supone a veces para el funcionario masculino y machote algunos impedimentos en el trato que pueden convertirse en verdaderos problemas laborales.

Pero ¿por qué? Como en lecciones anteriores, acudamos al proceso científico de la clasificación. En un organismo público hay funcionarios:

-Varones: Nacidos con pene. Tienen la facultad de enviarte emails cachondos (véase la lección anterior).
-Femeninos: Del antes llamado sexo débil. Tienen la facultad de hacerte callar cuando te ríes de un email.
-Seres amorfos y anodinos que pululan por los despachos: A veces, no sabes qué son. Caminan, teclean, desayunan, pero no se relacionan física o informáticamente con nadie.

Los funcionarios que hoy nos interesan son los del sexo femenino cuando están por encima de uno (dicho esto, suponemos que se entiende "en el escalafón administrativo") y tienen la capacidad para darte órdenes. Con estas compañeras superiores, no se puede:

  • Contar un chiste políticamente incorrecto (como harías con un jefe)
  • Compartir un email guarro (como harías con un jefe)
  • Comentar nuestros sueños sexuales con la compañera de al lado (como harías con un jefe)
  • Criticar a la mujer de uno (como harías con un jefe o con el taxista o el camarero...)
  • -Todo el resto de actividades que, a pesar de las políticas igualitarias, sólo podemos hacer con los congéneres del mismo género, generalmente.

Los mecanismos de supervivencia en el caso de tener a una jefa por jefe son sencillos:

Uno) Cuidar el lenguaje en aspectos sexistas y/o cachondos, usando términos como Me voy a tomar un café o una cafesa / ¿Viste anoche el partido o Mujeres Desesperadas / ¿Te has fijado en la chica de Información o en el Chico de Informática?... etcétera.

Dos) Hablarle de usted. Esto, que puede parecer decimonónico, aleja el fantasma de la confianza y no nos hace parecer "atrevidos". Es mejor evitar las confusiones.

Tres) Ponernos al día con temas de maquillaje, spa y jardinería, temas que siempre interesan a las mujeres. Si la jefa nos ve charlando con las compañeras pensará que estamos a su altura y no nos tratará como los animales primitivos que somos (y nos gusta ser).

Y nada, que por hoy hemos dado demasiadas listas, hay que memorizarlas y el puente está al caer. Nos vemos después.

4 comentarios:

Funcionario's blog dijo...

Eres un crack. Totalmente de acuerdo con tus consejos, especialmente con ponerse al día de cosméticos y con un uso preciso del lenguaje.

Además, cada vez hay más proporción de funcionarias a las que también es de aplicación (supletoria) lo aquí dicho.

DILERMArtins dijo...

Mas bah, tchê.
Pois te digo, 35 anos de trabalho me ensinaram o quanto é bom trabalhar com mulheres, e mais, em duas oportunidades tive chefes mulheres, ótimas profissionais.
Contavam piadas sujas e até comentavam certos flertes dos colegas namoradores.
Viva as mulheres!!!

David dijo...

En la Administración en la que presto servicios en costumbre habitual de un compañero ponerle la mano en el muslo de la jefa en acontecimientos lúdicos varios.

Lo mejor de todo es que queda constancia en las fotos que se van haciendo y que días más tarde pululan por la oficina.

lectora anónima dijo...

Muy divertido.
Bueno... ya veo que de trabajar ni hablamos ¿no? Sólo de trato humano...
Noto los puntos referidos al mecanismo de supervivencia pelín arcaicos, no es por ná.
Saludos.

Bookmark and Share

Virtual Stripper