6 de octubre de 2008

Lección 5

CÓMO SOBREVIVIR AL AIRE ACONDICIONADO


OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Conseguir llegar al viernes sin resfriarnos a causa del mortal aire acondicionado en las oficinas de la Administración.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Aire acondicionado (Del americano Air Conditioned: ay, qué frieission) 1.Aparato moderno y guay para acondicionar la temperatura en verano hasta niveles aptos para la supervivencia humana durante la canícula de agosto. 2.Aparato maldito que algún esquimal manipula cuando no estamos para bajar la temperatura hasta límites intolerables.

Suele ocurrir que hay quien no se resigna a que se acabe el verano (véase la "Lección 3: Cómo sobrevivir a la vuelta de las vacaciones") y sigue insistiendo en que hace calor cuando la realidad es que ha llegado octubre y el termómetro ha bajado más que los Índices de Crecimiento del Gobierno.

Pero, ¿por y para qué? Nadie lo sabe. Llegas a las ocho y cuarto de la mañana, más puntual que un costalero el viernes santo, dejas tu chaqueta, pullover o cárdigan en la percha, te sientas en tu mesa antes de que tu jefe pueda reclamarte los informes atrasados, te poner a leer los correos atrasados, que esos sí que corren prisa, y de repente ¡Atchús! El estornudo de tu vida. ¿Quién c*** ha puesto el aire acondicionado? Y siempre contesta ese compañero que viene con jersey, camisa de franela y camiseta interior. “Es que hace calor”, argumenta.

Con este tipo de individuos, suele ser inútil la negociación. A los sindicatos, como tampoco sirven para nada, ni los llamamos. Los de Riesgos Laborales estarán diseñando sus trípticos y sus cursillos, de modo que tampoco van a acudir. El jefe no para en el despacho, de modo que tampoco nota las condiciones infrahumanas que sufrimos en nuestro iglú. Tampoco sirve de nada, por supuesto, ponerle sobre la mesa la normativa que sacó el Gobierno en verano para mantener la temperatura en los edificios oficiales en 26 grados (o en su defecto 12 menos que la temperatura exterior, lo que obligaría a los sevillanos, por ejemplo, a poner sus aires acondicionados en agosto a 28 ó 30) pero esta normativa no sirve de nada en octubre porque 12 grados menos de los 20 del exterior es no sólo un suicidio administrativo sino darle la razón al maldito compañero del jersey.

¿Qué hacer, pues? En este caso, sugerimos silencio administrativo y salir de compras a buscar una rebequita tipo funcionario que haga juego con nuestros ojos. Otra opción sería esperar a que se jubilara el compañero o consolarnos día tras día con el efecto que produce el aire acondicionado extremo en los jerseys y camisas de las compañeras más jovencitas.


6 comentarios:

Entrepà dijo...

¿Has probado llamar a los de mantenimiento para que te lo regulen?...Vale, no he dicho nada..:-).

Opositora dijo...

También comprar bufafanda y guantes.... También sucede en verano, por ejemplo en las bibliotecas y en Sevilla nada más y nada menos, con 40º fuera, dentro debe de hacer menos de 20º porque tiene que llevar chaleco y pañuelo para la garganta no vaya a ser que te resfries, además del contraste de temperatura dentro y fuera...y en invierno debemos ir como cebollas, porque la calefacción en interiores debe etar a 40º...no hay quien lo entienda...

Pablo dijo...

Para que no hubiese esas broncas en mi empresa, se estropeó el aire acondicionado en junio y no nos lo pusieron nuevo.

Mi presidente siempre mirando por las buenas relaciones entre los trabajadores de su empresa...

Laura dijo...

¡¡¡Ayyyy!!! Como futura funcionaria (o eso pretendo) Quiero y deseo poder tener tiempo para dedicar un post entero a hablar sobre como regular el aire acondicionado.

Una envidiosa.

(besos)

Montse dijo...

Hola encanto, te he dejado un regalito en mi blog http://montse-montseblog.blogspot.com/

Besitos

Monegu dijo...

Aaaaaaaaaaaatchissssssss...

www.lacoctelera.com/mariliendre

Bookmark and Share

Virtual Stripper