12 de enero de 2009

Lección 18

CÓMO SOBREVIVIR HASTA LA PRÓXIMA PAGA EXTRA


OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Conseguir (a pesar de haber cobrado la paga extra de navidad hace dos semanas) llegar a la de junio sin números rojos en el banco. ¿Misión imposible? Veremos.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Extra. (Del latín Extra: fuera de) 1.Para que recibimos fuera del cómputo habitual de los meses. 2.Lo que sale de nuestra cartera en enero.

Suele ocurrir que, bien por la mal llamada desaceleración-económica-no-determinante-ni-preocupante o por el gusto de nuestros hijos por las consolas japonesas, el sueldo no nos llegue a fin de mes con numeritos positivos en la cuenta corriente. Para eso, el Dios Protector de los Funcionarios creó en su día las pagas extras. Pero sólo creó dos.

Pero, ¿por y para qué? Nadie lo sabe. Es una tradición que viene de cuando los funcionarios escribían con pluma y tintero y decían “Buenos días” y “Vuelva usted mañana” (ahora ya no decimos “usted”). ¿Cómo sobrevivir entonces hasta la próxima paga cuando está al caer el cumpleaños del niño, cuando el coche pide a gritos un relevo, cuando la electricidad y la gasolina no hacen más que subir? Estudiémoslo.

De acuerdo, hay que ser solidarios y los funcionarios parecemos buena gente. Al menos, esto es lo que piensan los gobiernos. Cuando hay que capear una crisis, lo primero que se les ocurre es congelar los sueldos a los funcionarios. Lo hizo Felipe González y Aznar lo imitó, pero si esto es solidaridad ¡yo no quiero ser solidario! ¡La crisis la tenemos los asalariados, no el gobierno! Ojalá yo pudiera subir los impuestos cuando me faltara pocket money...

Al grano: hay dos formas de llegar a final de mes. La primera, ganar más, pero lo de las horas extras casi ha desaparecido de la Administración y el pluriempleo es un mito para los (antiguamente llamados) oficinistas, de modo que sólo nos queda la segunda opción. La segunda es ahorrar. Pero ¿cómo?

Los niños. Los niños son una incombustible fuente de gastos. Son el Duracell de los recibos. Consolas, material escolar, chuches, cumpleaños, ropa y más ropa (especialmente las niñas y siempre de marca, aunque en esto los niños y las marcas deportivas son una epidemia bancaria). No es bueno decirles que no llegamos a fin de mes. Esto socavaría su confianza en los padres y atacaría su autoestima. Es mejor reñirles por otra cosa, desviar la atención y darles la puntilla con un “Estás castigado: este fin de semana no sales” (para ahorrarte los 10 euros que le das para ir al cine) o bien: “Como me traigas otro suficiente no te compras ropa hasta las rebajas” (esto, en el caso de las hijas, suele rebajar la factura de la visa unos buenos cientos de euros).

Cónyuges. Un buen regalo de aniversario es un regalo inolvidable, pero el verdadero amor se demuestra con los gestos diarios (guiños, caricias, piropos) y son más baratos.

Lujos. Los lujos están sobrevalorados. Comprar marcas caras ya no está tan bien visto ni es señal de distinción. Hoy día, si ves a una mujer con un bolso de Tous o unas gafas de sol de Dolce, en seguida piensas que es una copia del mercadillo y no un original. ¿Quién lleva un cocodrilo de Lacoste? El contratista que vino a repararte el baño, el conserje del colegio los domingos, el del puesto del mercadillo... ¡Todo el mundo! ¿Cambiar el coche por un Audi o un Mercedes? Cuando ves un Audi o un Mercedes por la calle ¿qué ves? Ves siempre a un niñato con la música a toda pastilla, las ventanillas abiertas, el pelo rapado, pendientes, vacilando. ¿Quieres parecer uno de ellos? Un Renault es de lo más fiable y duradero.

Los gastos de la casa. Bueno, aquí tenemos más problemas. La luz no para de subir, el gas también, el petróleo baja pero la gasolina no baja, el petróleo sube y sube la gasolina, las velas son románticas pero son más caras que pagar la factura de la luz...

La cervecita con los amigos. Pero ¡por Dios! ¿Cómo se le puede ocurrir a alguien que íbamos a tacañear con esto? ¡La cervecita con los amigos es sagrada! ¡Y punto pelota!

1 comentario:

Funcionario's blog dijo...

A la lista de imprescindibles, hay que añadir:

a) El café mañanero con los colegas
b) La media horita de merienda

Si luego hay que remendar la ropa, se remienda.

Muy bueno. Veo que vas recuperando tu estilo, campeón.

Bookmark and Share

Virtual Stripper