15 de diciembre de 2008

Lección 15

CÓMO SOBREVIVIR A LA TERTULIA DEL CAFÉ (1ª parte)


OBJETIVO DE LA LECCIÓN

Conseguir que ese buen rato de esparcimiento que es el café de media mañana no se estropee por culpa de alguna conversación.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE

Tertulia. (De origen incierto, probablemente del chino Teltulia: pues tú también) 1.Reunión de personas que se juntan habitualmente para charlar o recrearse. 2. Reunión de personas que trabajan juntas y juntas se juntan habitualmente para charlar sobre el que no está o recrearse con la que no está.

Suele ocurrir que el día en la Administración es tan largo que necesitamos de esos pequeños ratos de esparcimiento en los que un buen café (o malo según la cafetería) y media tostada nos ayudan a reponer fuerzas para cumplir el horario laboral. En este ambiente distendido, las subespecies masculina y femenina suelen tender a expandirse de forma diferente pero con algo en común: charlar.

Pero, ¿por y para qué? Nadie lo sabe. Parece ser que cumple un principio antropológicamente explicable según el cual el ser humano funcionaril necesita hablar en los ratos de descanso habida cuenta de que ya no tiene ratos para el cigarrillo y de que (se supone que) no puede hablar mientras trabaja. Pasemos a poner algunos esclarecedores ejemplos.

Es una escena habitual la de los compañeros de trabajo reuniéndose alrededor de una mesa pidiendo tostadas, café (siempre hay algún tiquismiquis que pide té) o bollería fina al tiempo que miran alrededor a ver quién ha acudido a desayunar en el mismo lugar y a la misma hora. Mientras unos aprovechan para poner a parir a algún compañero, otros intentan hacerte partícipe de sus preocupaciones (si va a hacer obras en una casa: es capaz de dibujarte hasta la última opción que se le ha ocurrido; si su hijo no estudia: descuida que te enterarás de hasta el último detalle de su colegio; que quiere cambiar de coche: no quedará modelo en el mercado del que no seas informado de los pros, contras y recontras, precios incluidos) y esto, queramos o no, es inevitable.

Mientras la subespecie masculina intercala comentarios sobre las mujeres que entran o salen o desgraciadamente no están presentes para valorarlas, la otra subespecie (la femenina) ilustra sus conversaciones con detalles acerca del maquillaje de esas otras compañeras que entran, salen o desgraciadamente para ellas no están presentes para defenderse.

De acuerdo, puede que existan más ejemplos y no todos ejemplares ni educados ni políticamente correctos pero ¿cómo sobrevivir a todo este cotilleo, bombardeo de información sobre vidas privadas y ajenas que no nos interesan, etcétera?

Seguiremos con el tema en la próxima lección.

1 comentario:

Funcionario's blog dijo...

Jajajaja. ¡Qué gran verdad! Todo gira en relación a las féminas. Nosotros, porque las puntuamos. Ellas, porque se ponen a parir.

Yo soy de los del tiquis miquis de infusión y bocadillo (o medio bocadillo).

Lo más curioso es comprobar cómo sacas temas de conversación con la persona con la que compartes todo el día laboral.

Espero ansioso esa segunda entrega.

Bookmark and Share

Virtual Stripper